banner

¿Qué es el Par Biomagnético?


¿Qué es el Par Biomagnético?
El cuerpo humano se mantiene en salud siempre que su pH o acidez interna se mantenga en un rango de neutralidad cercano al valor 7, en una escala de 0 a 14. Ahora bien, cuando hay una noxa actuando, llámese virus, bacteria, tóxico, hongo, trauma, etc., debido a la "mortificación" del tejido afectado, se produce una alteración de su acidez o pH y las células involucradas se ven alteradas en su función, perjudicándose su buen funcionamiento, al tiempo que se va favoreciendo el mantenimiento o la alimentación del " problema" (bacteria, virus, hongo, parásito, etc.). Si el pH baja de 7, los tejidos se tornan ácidos, sosteniendo enfermedades virales. Si por el contrario, el pH aumenta de 7, los tejidos y órganos sostienen enfermedades bacteriales. En un pH neutro no pueden subsistir los microorganismos, porque se les quita el medio que es propicio para vivir. Es como si a nosotros nos quitaran el oxígeno o el agua. De la misma forma, la bacteria necesita un pH alcalino, el virus un pH ácido.

El par Biomagnético es el conjunto de cargas que identifican una patología orgánica, constituido por dos cargas principales de polaridad opuesta que se forman alterando el pH de los órganos que la soportan y que están en resonancia vibracional y energética. Las dos cargas que identifican una patología orgánica, aunque ubicados en puntos o lugares diferentes del cuerpo, mantienen una estrecha relación y presentan polaridades magnéticas contrarias.

 
Este reconocimiento de las cargas que identifican una patología orgánica se efectúa mediante la utilización de imanes pasivos (no electrificados ni conectados a máquinas electrónicas), que se aplican en diversas zonas del cuerpo como efectuando un rastreo o escáner biomagnético. Una vez reconocidas y confirmadas las zonas que están alteradas en su potencial energético (y que corresponden con órganos y tejidos que están sufriendo la distorsión), el terapeuta aplica un conjunto de imanes en esos puntos por un tiempo que fluctúa entre 15 y 20 minutos por cada uno y que generalmente se aplican en forma simultánea. Luego de este periodo, el pH en los órganos afectados vuelve a la neutralidad, condición en la cual no pueden subsistir los microorganismos y entonces el organismo enfermo, libre de la agresión de virus, bacterias, hongos y parásitos empieza a sanar.


banner
banner
banner